MERCADO INTERNO –

Mercado interno de hidrocarburos.

El mercadeo interno de los hidrocarburos y sus derivados comprende el conjunto de actividades que son realizadas por PDVSA y por terceros, para satisfacer oportuna y adecuadamente la demanda interna de los hidrocarburos y sus derivados que el país requiere para su desarrollo y desenvolvimiento.

            La misión del mercado interno es satisfacer la demanda nacional de productos derivados de hidrocarburos de manera eficiente, segura y oportuna, con el mínimo impacto al ambiente y bajo plenas condiciones de seguridad.

            El mercado interno comprende las siguientes actividades:

 

 Mercadología: comprende el análisis del mercado y sus elementos.
Suministro: Comprende la procura, almacenamiento y manejo de los productos.

 

            Transporte: Comprende el movimiento de los productos derivados de hidrocarburos desde las fuentes de producción hasta los centros de distribución.

            Distribución: Comprende las actividades necesarias para llevar los productos desde los centros de distribución hasta los consumidores finales.
Servicios Comerciales: asistencia técnica y beneficios adicionales al cliente.

            Gerencia: Optimización del uso de los recursos.

El mercado está representado por los vendedores (ofertante) y consumidores (demandante) individuales que requieren y están dispuestos a comprar un producto o un servicio en una determinada área geográfica.

            Los productos derivados de hidrocarburos pueden ser:

 

            Energéticos: las gasolinas de motor, las gasolinas de aviación, el gas natural, el diesel/gasóleo, el fuel-oil, kerosene, turbocombustible, brea-coque.

           

            No energéticos: solventes, aceites básicos, aceites lubricantes y grasas lubricantes, asfaltos, parafinas, azufre, negro de humo, liga para frenos.

El petróleo crudo pasa por las refinerías para obtener los productos derivados de hidrocarburos: (gas, gasolinas, kerososene, aceites, diesel, fuel oil, asfaltos, parafinas). 

Reseña cronológica como se manejó el mercado interno hasta 1976.

 

Antes del desarrollo de la industria petrolera nacional, el mercadeo interno de los hidrocarburos y sus derivados se realizó en el país sin disponer de una producción propia de petróleo; comenzó con la importación de Kerosene como combustible para lámparas y también ciertos tipos de aceites y grasas para usos industriales básicos.

            1878: La empresa venezolana Petrolia del Táchira,  con una mínima capacidad de producción de crudos, abastecía de kerosene a la región andina, mediante la utilización de una pequeña refinería de 2,4 m3/día (15 b/d) de capacidad, alimentada por los pocos pozos abiertos en su pequeña concesión de 100 hectáreas, ubicada en la Alquitrana, Estado Táchira.

            1917: Inicia sus operaciones como importantes suplidoras para el mercado interno de kerosene, iniciándose así a una mayor escala la actividad del mercadeo interno de los derivados de hidrocarburos en el país.

            1920 y 1930: Empezaron a establecerse los garajes, que ofrecían a los automovilistas sus servicios de expendio de gasolina, aceites, grasas, cauchos, etc. Generalmente se despachaba un solo tipo de gasolina.

            1943: La industria refinera en Venezuela, establecida por las concesionarias, al comienzo fue para proveer el mercado interno y para sus propias actividades, pero la Ley de Hidrocarburos de 1943 creó la obligación legal para las compañías de refinar en el país. Esto da lugar a las refinerías que nacen como consecuencia del cumplimiento de esta obligación legal.

 

            1945: Después de la segunda guerra mundial (1945) se acentuó la competencia británica/holandesa/estadounidense por el control de las reservas y actividades petroleras en el mundo. Venezuela no escapó a esta situación y empresas como la Shell, Creole, Mene Grande y Socony controlaron las actividades petroleras en el país. Se construyeron instalaciones y se aplicaron eficientes sistemas de administración que contribuyeron al desarrollo de la gran industria petrolera nacional.

 

            1957: El suministro de hidrocarburos al mercado interno lo realizaban básicamente dos filiales de empresas transnacionales: La Creole Petroleum Corporation y la Compañía Shell de Venezuela.

 

            1957-1964: Se incorporó al mercado interno la compañía Mobil de Venezuela (1957), también filial de una transnacional.

 

            1960: la Corporación Venezolana del Petróleo (CVP) se constituyó  como empresa propiedad del Estado venezolano. La actividad de expendio era realizada por pequeños y medianos empresarios privados (expendedores, transportistas, etc.) mediante contratos de comodato, suministro y de transporte.

            1964: se promulgó el Decreto Nº 187 para fortalecer la participación de la CVP en el mercado interno, estableciéndose que debía alcanzar el 33% de participación en el mercado nacional. Venezuela continuó su política hacia la nacionalización de su industria petrolera y promulgó.

 

            1971: se promulga  la Ley que Reserva al Estado la Industria del Gas Natural.

 

            1973: mediante la Ley que Reserva al Estado la explotación del Mercado Interno de los Productos Derivados de Hidrocarburos y asignó a la CVP la misión de abastecer el 100% del mercado interno.

 

            1975: Ley orgánica que reserva al estado de la industria y el comercio de los hidrocarburos, de 1975.

 

Cronología de acontecimientos importantes. 

 

(1976-1979).

 

1976: La flota petrolera venezolana contaba apenas con 12 buques.

 

1976: Ley que Reserva al Estado la explotación del Mercado Interno de los Productos Derivados de Hidrocarburos, es de la competencia del Ejecutivo Nacional el ejercicio del control e inspección de las actividades reservadas a que se refiere el artículo primero de esa Ley, las cuales comprende el expendio de combustibles derivados de Hidrocarburos: Por cuanto la determinación de funciones públicas establecidas en el artículo 33 de la Ley Orgánica de la Administración Central atribuye al Ministerio de  Energía y Minas, competencia en lo relativo al aprovechamiento y control de los recursos energéticos.

 

1976: Cuatro empresas nacionales satisfacen el consumo interno, CVP (68%), MARAVEN (19%), LAGOVEN (11%), y LLANOVEN (2%), como resultado del proceso de racionalización de la industria petrolera se integra LLANOVEN, y la CVP conformando la empresa CORPOVEN y en este mismo año se incorporó al suministro del mercado interno MENEVEN.

 

1977-1978: Aumento de la demanda  del consumo interno de hidrocarburos a tasas elevadas.

 

1976-1978: Etapa de transición y consolidación; creación del Instituto Nacional de Adiestramiento Petrolero y petroquímico, INAPET.    

 

1979: La participación del sector privado en el mercado nacional en actividades de almacenamiento, transporte, distribución y expendio de los productos derivados de hidrocarburos queda sujeta a la firma de acuerdos comerciales entre los particulares interesados  y la CVP, y al otorgamiento del respectivo permiso por parte del Ministerio de Energía y Minas. Indudablemente que las normas estaban dirigidas a aquellas personas naturales o jurídicas que ejercían o que deseaban ejercer dichas actividades, bien como propietario, arrendatarios o concesionarios de estaciones de servicio u otros negocios vinculados por contratos de exclusividad a alguna de las empresas transnacionales o bien en el futuro con la CVP.

 

            Como consecuencia del régimen monopólico no se permitían que empresas con otras denominaciones comerciales pudieran mantenerse o ingresar al mercado interno de los hidrocarburos.

 

(1980-1986).

 

1980: Los resultados positivos de la dirección, supervisión y gerencia disiparon las dudas sobre si Venezuela podría manejar con éxito su industria de los hidrocarburos.

 

1980: Las campañas de publicidad fueron dirigidas a promover el ahorro de gasolina. Se introdujo el personaje Rumildo. Las investigaciones realizadas por empresas especializadas señalaron los más altos y positivos niveles de respuesta.

 

1981: la industria cumplió en forma satisfactoria abastecer adecuadamente al mercado nacional.

La etapa de expansión en el mercado interno comprendió la construcción del poliducto El Palito-Yagua en Carabobo.

 

Construcción de suministros alterno para el área metropolitana de Caracas, como el terminal marítimo Carenero y la planta de distribución en Guatire.

 

1983: Creación de la asociación civil “Centro de Formación y Adiestramiento Petrolero y Petroquímico” (CEPET), que sustituye a INAPET.

 

1984: Inestabilidad en los precios de los hidrocarburos.

 

 1984: mejoró la situación económica basada en la modificación en el aumento de los precios de los productos vendidos en el mercado interno.

 

1985: Se produjeron cambios drásticos para el mercado interno.

 

La explicación de este fenómeno se atribuía a la sustitución de hidrocarburos líquido por gas natural, mayor aporte de la hidroelectricidad y la contracción de la actividad económica.

 

En esta etapa se introdujeron al mercado aceites lubrificantes más efectivos y  se pusieron en servicio nuevas instalaciones de transporte, distribución y almacenamiento.

 

Se prosiguió a la contracción del suministro al área metropolitana de Caracas.

 

1985: se concluyó con 1.603 estaciones de servicio en operación.

 

1986: se efectúa una fusión de CORPOVEN  y MENEVEN, para formar una nueva empresa que conserva en nombre de CORPOVEN, quedando la actividad del mercado interno bajo la responsabilidad de las tres filiales de: CORPOVEN, MARAVEN Y LAGOVEN, todas bajo la coordinación de PDVSA. La situación económica nacional se mantuvo en un aparente estado de normalidad, con la cual era imposible seguir ocultando la situación financiera del país, el cual el debate giraba en aumentar o no los precios de los hidrocarburos y sus derivados, para sincerar su verdadero valor comercial y obtener alguna utilidad económica, la cual era responsabilidad exclusiva de  PDVSA y sus filiales, imponiéndose la tesis de que Venezuela debía disfrutar de productos baratos, en razón de sus enormes reservas de hidrocarburos, poco tiempo después este esquema fracasó. El cierre de más de 1000 estaciones de servicio y estado crítico en cuanto a imagen, seguridad y sin margen de ganancia comercial que recibían sus propietarios o concesionarios caracterizaban el mercado nacional de los hidrocarburos.

 

 (1987-1990).

1987: Se afirmó el desarrollo de la Orimulsión, nuevo combustible patentado por INTEVEP como alternativa frente al carbón.

1987: Se inició el plan de expansión petroquímica para duplicar su capacidad de producción.

1989: El precio interno de los combustibles ha sido, sobre todo en los años recientes de alta volativilidad política. El famoso caracazo de febrero el cual fue estimulado por la subida sustancial de los precios. Estas fueron algunas de las razones para buscar nuevas formas de conducir el negocio de los productos derivados de hidrocarburos en el mercado interno. Mientras  se convertía en una corporación global con inversiones y barcos comerciales en todos los países, otras empresas transnacionales no podían tener participación en nuestro país. De allí frente al fenómeno de la globalización y a la situación deplorable del mercado interno de los hidrocarburos, se impuso la necesidad de girar en otra dirección; de una política inversionista y monopolística hacia una política de apertura y de libre  participación de otros sectores.

 

1989: Como consecuencia del aumento del precio de la gasolina decretado por el gobierno nacional, estalló en Venezuela un gran descontento social.

 

(1990-1997).

1990: Anuncio del incremento no inmediato, sino gradual de las tarifas de servicios como gas doméstico entre otros.

1990: Aumento anual en el mercado nacional durante 3 años de los precios de productos derivados del petróleo, con un primer aumento promedio del 100% en el precio de la gasolina.

 

1991: se presento una  Baja en los precios de hidrocarburos.

 

1992: Estancamiento de la demanda y exceso de suministros, reducción en los precios de los hidrocarburos.

 

1993: Aprobación del convenio para la explotación de las reservas de gas costa afuera al norte de la Península de Paria, estado Sucre. Lo que significó la aplicación, por primera vez, de la fórmula de asociación contemplada en el artículo quinto de la Ley que Reserva el Estado la Industria y el Comercio de los Hidrocarburos y el adelanto de una política de apertura al capital extranjero.

 

1993: Inició operaciones el sistema SISCO, Sistema de Suministro Centro-Occidental, cuyo objeto es garantizar la confiabilidad y seguridad del suministro de combustible en esa región del país.

 

1994: Se concluyó el plan de expansión petroquímica iniciado en 1987 con el comienzo de actividades de las empresas Metor y Supermetanol en Jose (estado Anzoátegui), y la planta de Resilin en el Complejo Petroquímico Zulia – El Tablazo. Mediante la construcción de 13 nuevas plantas de productos se duplicó la capacidad de producción petroquímica.

 

1995: PDVSA aprobó la reestructuración de sus actividades en el mercado interno al crear la filial comercializadora, DELTAVEN.

 

1997: inició operaciones DELTAVEN, encargada de la comercialización en el mercado interno de los hidrocarburos líquidos con la marca PDV. 

Apertura del mercado interno de los hidrocarburos y sus derivados (Período 1997).

 

La Apertura es definida como un conjunto de políticas y estrategias de negocio que permiten la participación de capital, tecnología y gerencia privada, tanto nacional como internacional, en las principales actividades del negocio de los hidrocarburos en el mercado nacional.

 

La apertura del Mercado Interno se inicia como tal en 1994, cuando fue desregulada la distribución y mercadeo de lubricantes. Tiempo después, se autoriza el uso de emblemas comerciales distintos a los de PDVSA en las estaciones de servicio, con la resolución 438 del Ministerio de Energía y Minas del 19 de noviembre de 1997.

 

El 11 de septiembre de 1998 fue publicada la Ley Orgánica de Apertura del Mercado Interno de la gasolina y otros combustibles derivados.

 

El mercado nacional de lubricantes a finales de 1998 era de: PDV 70%, Texaco 10%, Shell 8%, MOBIL 6%, VENOCO 4% y otras compañías 2%.

 

El mercado nacional de combustibles automotores a finales de 1998 era de PDV (DELTAVEN) 45%, Shell 12%, Trebol 10%, Mobil 6%, Texaco 5%, BP 5%, Llanopetrol 2%, Corporación de Combustibles Monagas 2% y sin marca 13%.

 

El Gas Natural, empiezan a incorporar empresas para la extracción de líquidos, estimándose que en un futuro también lo hagan en la extracción de etano, construcción, operación de gasoductos nuevos y existentes.

 

            Con la Apertura se transfieren, del sector público al sector privado, fundamentalmente al capital transnacional, importantes y crecientes actividades de la industria de los hidrocarburos en el país, actividades que desde la ley de nacionalización habían estado reservadas al Estado venezolano.

 

            Además, se avanza hacia una profundización y consolidación de la autonomía de PDVSA y sus filiales respecto al Estado. Se autonomiza crecientemente el “poder petrolero” de cualquier forma de control ejercido sobre él por la sociedad y el Estado.

 

             En los últimos años hemos visto como se han venido transformando por completo las ESTACIONES DE SERVICIO, comúnmente denominadas bombas de gasolina, desde la infraestructura hasta en los servicios. También hemos podido observar la llegada de nuevas marcas en el mercado de los derivados del petróleo, como son  Shell, Mobil, Texaco, BP, entre otras. Todos estos cambios se deben fundamentalmente a la apertura petrolera, que  permitió que las empresas transnacionales dedicadas al negocio petrolero pudieran invertir en el país.

 

            Ante esta situación, la marca comercial PDV requiere de una perspectiva estratégica, asegurándose una solidez y estabilidad para el futuro, ya que las consecuencias de una estratégica inadecuada sería la pérdida del mercado, por eso se debió diseñar una estrategia de identidad de la marca.

 

  

¿Cómo PDVSA manejó el control de los hidrocarburos?

 

            La empresa actúa bajo los lineamientos trazados en los Planes de Desarrollo Nacional y de acuerdo con las políticas, directrices, planes y estrategias para el sector de los hidrocarburos, dictadas por el Ministerio de Energía y Petróleo. Luego de la promulgación del Decreto Presidencial Nº 1.385, se creó la Fundación para la Investigación de Hidrocarburos y Petroquímica, lo cual abrió el camino a lo que hoy constituye el Centro de Investigación Científica y Apoyo Tecnológico de la industria petrolera nacional, que se constituyó como empresa mercantil, filial de Petróleos de Venezuela, lo cual permitió adoptar políticas y actividades administrativas alineadas con la Corporación.

 

                En 1997 Cambio en la estructura funcional de PDVSA, integradas ahora en PDVSA Petróleo y Gas: PDVSA Exploración y Producción; PDVSA Manufactura y Mercadeo; y PDVSA Servicios. La organización PDVSA Petróleo y Gas sustituye a las tres filiales operadoras: CORPOVEN, LAGOVEN y MARAVEN.

 

En la Constitución de 1999 está contemplado que la empresa mantenga el monopolio exclusivo de los hidrocarburos que se encuentren en el subsuelo venezolano (petróleo y gas natural, entre otros).

 

Hasta 1999, PDVSA -a través de sus empresas filiales- tenía el monopolio de la venta, mercadeo y transporte de todo producto y derivado petrolero. Ese año, en el marco de la entonces llamada “apertura petrolera”, se permitió que otras empresas como Shell, BP o Texaco entraran a comercializar dichos productos aunque ajustados a ciertas limitaciones, como el control por decreto del precio de venta de la gasolina, control que aún continúa -independientemente del precio internacional de mercado- resultando en un precio de 0,097 bolívares fuertes (equivalente a 0,045 dólares) y 0,07 bolívares fuertes (0,032 USD) por litro de gasolina de 95 y 91 octanos, respectivamente, siendo el producto más barato expendido en Venezuela y uno de los precios más bajos -sino el más bajo- para mercadeo de la gasolina en el mundo. En 2005, dejó de producir para su mercado interno la gasolina con tetraetilo de plomo, a fin de cumplir con exigencias ambientales modernas.

 

DELTAVEN S.A.

           

            DELTAVEN S.A. es la filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA) que comercializa combustibles, lubricantes, asfaltos, solventes, grasas y otros derivados de los hidrocarburos bajo la marca PDV, además de un conjunto de servicios técnicos y asesoría dirigidos a satisfacer las necesidades del mercado interno.

 

DELTAVEN fue creada en 1976 para asumir el control de las operaciones que hasta ese año desempeñó la empresa concesionaria Texaco en Venezuela, principalmente la operación de la refinería de Tucupita, en el estado Delta Amacuro. Dicha refinería fue cerrada, dando así cumplimiento a un plan de racionalización de recursos diseñado por la casa matriz PDVSA, a finales de 1976. Al año siguiente, la Corporación Venezolana del Petróleo absorbió todos los activos de DELTAVEN, que suspendió sus actividades comerciales hasta 1997. Ese año, se produjo una fusión de las compañías estatales CORPOVEN, LAGOVEN y MARAVEN, quienes comercializaban combustibles, lubricantes y otros productos derivados de manera independiente. DELTAVEN asume el control de todos los activos pertenecientes a esas tres empresas, así como la red de distribución que manejaban las mismas.

 

            Luego de la fusión de CORPOVEN, MARAVEN y LAGOVEN, esta filial de PDVSA es hoy en día la empresa líder en el mercado venezolano de los hidrocarburos, y con importantes proyecciones hacia fuera de nuestras fronteras.

           

DELTAVEN mercadea los productos y servicios  asociados de la marca PDV mediante una red de distribución y de negocio de alto valor agregado gerenciada con criterios de excelencia que aseguran la preferencia de los consumidores y el máximo rendimiento de su accionista.

 

            Sus productos, elaborados con tecnología de punta, políticas de  conservación del ambiente en armonía, un personal con alta capacitación técnica y gerencial, son demandados en los sectores industrial, aeronáutico, automotor y marino de América Latina y el Caribe.

 

            Además de tener un papel estelar en la seguridad energética del mercado nacional, DELTAVEN encara importantes funciones en el área de desarrollo social, apoyando proyectos que contribuyen a mejorar el bienestar de todos los venezolanos.

 

A continuación conozca las diferentes expresiones de los negocios de esta filial de PDVSA:

 

Estaciones de Servicio para el Parque Automotor.

 

            El símbolo más visible de DELTAVEN es la Red de Estaciones de Servicio PDV establecidas a lo ancho y largo de Venezuela, lo que la ubica como la red más amplia del mercado.

 

            Precisamente, el estreno de la marca PDV en el mercado nacional, se remonta a 1997, año en el que también se inauguraron estas modernas estaciones  que surten de gasolina sin plomo al parque automotor.

 

            Además de combustible, las Estaciones de Servicio PDV ofrecen lubricantes PDV así como Centros de Lubricación donde personal capacitado asesora a los automovilistas. 

 

            Allí también encontrará las siempre útiles Tiendas de Conveniencia “En la Vía”, modernos y cómodos establecimientos en donde el conductor encuentra una vasta gama de alimentos, bebidas y productos de consumo que contribuyen a su rutina diaria y a viajar con más comodidad de una a otra ciudad.

 

Planta Envasadora de Lubricantes Terminados de Cardón.

 

            DELTAVEN posee la Planta Envasadora de Lubricantes Terminados PDV en el Complejo Refinador de Paraguaná (Punta Cardón, estado Falcón). Esta Unidad de Negocios es la encargada de la elaboración, envasado y despacho de los diferentes tipos de lubricantes.

 

            La Planta distribuye lubricantes al mercado venezolano a través de flota terrestre y al Caribe a través de transporte marítimo. Afton Chemical, productor de aditivos para lubricantes,  es el principal aliado en la elaboración de lubricantes PDV.

 

Los productos PDV son utilizados en sistemas de engranaje, maquinaria pesada, calentadores, motores de transporte aéreo, marítimo, aeronáutico y automotor. Entre los principales productos de la marca PDV se incluyen los combustibles, lubricantes, asfalto, parafina, solventes y azufre

Ley orgánica de apertura del mercado interno de la gasolina y otros combustibles derivados de los hidrocarburos para uso de vehículos automotores (1998).

 

Artículo 1.- Esta Ley tiene por objeto regular el proceso de apertura del mercado interno de la gasolina y otros combustibles derivados de los hidrocarburos para uso en vehículos automotores y crear las condiciones para una adecuada participación de la empresa privada en el mismo. El referido mercado queda abierto a la libre competencia en los términos expresados en esta Ley y en las leyes especiales de la materia. 

 

Artículo 2.- A los efectos de esta Ley el mercado interno a que se refiere el artículo 1 de esta Ley se iniciará a partir del suministro de dichos productos en las plantas de llenado, y el precio en dichas plantas será fijado por el Ejecutivo Nacional.  

 

Artículo 3.- Las actividades que se realizarán en el mercado interno de la gasolina y otros derivados de los hidrocarburos para uso en vehículos automotores, son: el transporte, el almacenamiento, la distribución y el expendio de dichos productos en territorio nacional, incluida su importación.

 

Parágrafo Único: El Ejecutivo Nacional establecerá mediante Decreto los precios de la gasolina y otros combustibles derivados de los hidrocarburos que se expendan en el mercado interno, objeto de esta Ley. 

 

Artículo 4.- Las personas naturales o jurídicas que ejerzan las actividades a que se refiere el artículo 3 de esta Ley, podrán realizar más de una actividad a las que se refiere dicho artículo, siempre que exista la separación jurídica y contable entre ellas.

 

Artículo 5.- Las personas naturales o jurídicas que actualmente ejerzan las actividades a que se refiere el artículo 3 de esta Ley, en igualdad de condiciones, tendrán derecho preferente ante terceras personas para continuar ejerciéndolas. En caso de la industria petrolera nacional o cualquier otra persona decida ofrecer en venta los bienes inmuebles destinados al ejercicio de las actividades a que se refiere el artículo 3, las personas que actualmente las ejerzan, en igualdad de condiciones tendrán derecho preferente a adquirirlas. 

 

Parágrafo Único: En toda transmisión de derechos sobre expendios de combustibles a los que se refiere esta Ley, se reconocerá y pagará el valor del fondo de comercio perteneciente a los concesionarios.  

 

Artículo 6.- Quien realice la actividad de expendio y su establecimiento no tenga signo distinto de carácter comercial, o no tanga un acuerdo con un distribuidor para comercializar combustible, tiene derecho a poder comprar y el acceso necesario para eso, por ante cualquier distribuidor, siempre y cuando cumpla con las previsiones de esta Ley. 

 

Artículo 7.- Las actividades que conforman el mercado interno de la gasolina y otros combustibles derivados de los hidrocarburos para el uso en vehículos automotores, estarán sujetas al control e inspección del Ejecutivo Nacional y para iniciarlas deberán haber cumplido con las formalidades y requisitos y haber recibido las autorizaciones pautadas por el ordenamiento jurídico en todo lo relativo a las exigencias técnicas de seguridad de las operaciones y labores, protección del ambiente y garantía de suministro continuo. 

 

Artículo 8.- La construcción, modificación, ampliación, demolición o desmantelamiento de establecimientos, instalaciones o equipos; destinados a la explotación del mercado interno de la gasolina, y otros combustibles derivados de los hidrocarburos para uso en vehículos automotores, deberán ser previamente autorizadas por el Ministerio de Energía y minas, mediante el permiso correspondiente. Se requerirán igualmente los permisos municipales, ambientales y cualesquiera otros que sean procedentes. 

 

 

Reestructuración de PDVSA 1998.

 

En julio de 1997 se aprobó una nueva reestructuración de  PDVSA eliminando las filiales (LAGOVEN, MARAVEN y CORPOVEN), por DELTAVEN que sería la encargada de la producción de los derivados de Hidrocarburos para el mercado interno y la aprobación de una ley que abrió la libre competencia en el mercado nacional, es decir, se mantenía varias filiales integradas verticalmente para competir entre sí, por áreas de producción y comercialización y por tanto las filiales MARAVEN, CORPOVEN Y LAGOVEN que operaban con cierta autonomía, fueron sustituidas para crear PDVSA Petróleos Y Gas  que heredó el capital social de estas tres empresa la cual está constituidas por tres compañías operativas que son  PDVSA Exploración y Producción; PDVSA Manufactura y Mercadeo y PDVSA Servicios, responsables de ejecutar la actividad operativa. Estas entraron en operación el 1ero de enero de 1998.

 

Esta reestructuración estuvo enmarcada dentro de los siguientes objetivos:

 

  1. Ubicarse a mediados de la siguiente década como una de las primeras corporaciones de energía a nivel nacional.

 

  1. Reconfigurar el papel de la casa matriz y consolidar la estructura operativa a través de un plan integral que conllevara a tener en el año 1998 una organización caracterizada por dos macro operadoras y tres holding operativos.

 

  1. Mantenerse a la vanguardia en cuanto a costos y operaciones de un mercado competitivo.

 

  1. Aumentar su participación en el marcado mundial del petróleo.

 

  1. Desarrollar una política corporativa de protección integral que abarcara las áreas de ambiente, seguridad e higiene industrial.

 

 

¿Cómo afectó el paro petrolero del 2002 en estaciones de servicios?

 

Esto trajo graves repercusiones sobre la población. Una vez que las dispensadoras de gasolina se quedaron vacías, fue común ver largas colas en las gasolineras, que los medios de comunicación privado mostraban constantemente para dar a entender que el paro era un éxito, cosa que negaba el gobierno.

 

El problema también fue crítico en las barriadas populares, donde se depende de bombonas de gas para cocinar. Era común ver en muchos lugares del interior del país a personas cocinando con leña, muebles viejos y con otros materiales inflamables.

 

Paulatinamente, en enero de 2003, el gobierno logró recuperar el control de PDVSA gracias al apoyo de empleados que no se unieron al paro, y de simpatizantes que se reunían en los alrededores de refinerías y llenaderos (sitios donde las gandolas se abastecían para llevar combustible a las gasolineras), ofreciéndose de voluntarios para ayudar a reactivar la empresa

 

 

Nuevo abanderamiento en las estaciones PDV.

 

El 23 de octubre de 2008 el Ministerio de Energía y Petróleo publicó una resolución en la que anunciaba el cambio de la estaciones de servicios, en esta norma se instruía a PDVSA  efectuar el desmontaje de la denominación comercial y proceder al abanderamiento de todas las estaciones.

 

El 23 septiembre de 2008 la Asamblea Nacional (AN) aprobó la normativa que reserva al Estado, “por razones de conveniencia social”, la distribución de combustibles. Desde ese momento las mayoristas de carburantes como British Petroleum (BP), Texaco, Trébol, Llanopetrol, Betapetrol y Petrólea tuvieron que abandonar el negocio.

 

Petróleos de Venezuela a través de DELTAVEN se encarga de realizar el suministro de gasolina a las estaciones, dado a que la ley de reordenamiento de mercado de combustibles señala que el estado se reserva la actividad de intermediación que realizan los mayoristas privados.

 

Del total de estaciones de servicio cerca de 900 gasolineras, recibían combustibles de empresas privadas, ahora todas las gasolineras y estaciones de servicios son marca PDV.

 

En el 2008 DELTAVEN inició el suministro de combustible a 876 estaciones de servicio independientes que fueron suplidas por otros mayoristas de combustible, indica el informe de gestión de PDVSA. En octubre se constituyó  PDVSA Empresa Nacional de Transporte con el objetivo de asumir la actividad de intermediación para el suministro de combustibles líquidos.

 

Desde finales de 2008 el Estado venezolano, a través de la empresa DELTAVEN, filial de Petróleos de Venezuela, controla el 100% del negocio del mercadeo de combustibles y la red de estaciones de servicio a nivel nacional, utilizando la marca comercial “PDV”. Anteriormente, existían empresas privadas que participaban en la comercialización de combustibles, la mayoría de las cuales eran venezolanas. De acuerdo con la cuota de participación del mercado para aquella fecha, 55% correspondía a las compañías privadas, repartidas de la siguiente forma:

 

Trébol Gas 17%.

Llanopetrol 9%.

BP 7%.

Texaco 5%.

Mobil 5%.

CCM (Corporación de Combustibles de Monagas) 4%.

Petrocanarias 4%.

Corporación La Petrólea 2%.

Betapetrol 1%.

 

En Agosto de 2009 a casi un año de aprobada la Ley de Reordenamiento del Mercado Interno de los Combustibles Líquidos, los afectados por esta legislación indican que en las empresas gandoleras se reportan cerca de 200 despidos, y que se agravó la distribución. Hay fines de semana en los que muchas estaciones de servicio que se quedan sin gasolina de 95 octanos­, y se cuentan establecimientos que demandan 3 gandolas diarias pero sólo reciben 2, sobre todo en Caracas y en los estados centrales del país.

 

Hasta el momento, de los objetivos que se propusieron con esta legislación, sólo se ha concretado la eliminación de la presencia de privados en la venta al mayor, actividad que fue asumida en su totalidad por la filial de PDVSA, encargada de la comercialización de combustibles.

 

Durante este año tampoco se ha logrado incrementar el número de gasolineras y más bien se registra un déficit de 700 estaciones de servicio con respecto a los casi 2.500 establecimientos que se contaban en el país en 1976, cuando se concretó la nacionalización del petróleo. En la actualidad, están en funcionamiento 1.865 estaciones de servicio en el país, de las cuales 784 directamente están a cargo de PDVSA; y se considera que son necesarios 3.000 establecimientos.

 

También hay retraso en la instalación de expendios de gas natural vehicular porque sólo 141 gasolineras expenden GNV y el plan en su primera fase pretende llegar a 457 establecimientos antes de 2012, lo que representa la cuarta parte del total de estos comercios.

 

En lo que se refiere a la absorción de las empresas transportistas, de una lista inicial de 90 empresas que PDVSA se propuso absorber, sólo se tomaron unas 20, pero en la distribución de combustible intervienen 420 compañías sobre las que pesa la indefinición en lo que se refiere a su relación con la filial de la petrolera encargada de la actividad.

 

Sin embargo, este modelo mixto no muestra avance debido a que las empresas afectadas desconocen los resultados hechos por empresas auditoras en cuanto al avalúo, y tampoco existe claridad sobre la fecha y monto de indemnización.

 

Ahora el suministro de combustibles está en manos de DELTAVEN, una filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA), que se encarga de distribuir los productos PDV, la marca comercial de la empresa estatal. Aunque las firmas privadas ya no tienen participación en el mercado, las estaciones de servicio continúan portando sus logos y colores.

 

.Mercado interno actualmente.

 

Actualmente, Venezuela tiene en el precio de las energías (gasolina, diesel, gas, GLP y electricidad) que consume su población el más alto de los subsidios. Tan solo el precio de la gasolina es el más bajo a nivel mundial.

El subsidio de la gasolina es mayor que la suma de lo presupuestado en el 2012 para educación y salud.

Muy pocos países pueden darse “el lujo” de subsidiar el precio de las energías que consumen. Generalmente lo hacen países que son autosuficientes energéticamente sobre todo, si es en hidrocarburos. Aquellos que importan sus necesidades energéticas son muy comedidos y estrictos en la aplicación de estos subsidios, que generalmente van dirigidos a la población de menores recursos, sobre todo en el uso de la electricidad, y que en la práctica resulta todo lo contrario.

En el caso de los servicios que no pueden intercambiarse internacionalmente con facilidad (bienes no transables),  el gas natural, el precio de referencia es el costo de producción.

 

 

 

 

 

Para el año 2011, el consumo de gasolina y diesel en Venezuela fue de310 mil barriles  diarios (MBD) y 188MBD, respectivamente. Es de destacar, que ambos combustibles han sido objeto de importación para cubrir dicha demanda, motivado a que las refinerías venezolanas no están produciendo.

 

El precio al consumidor final de gas natural está compuesto por el precio del gas aboca de pozo (precio del bien), la tarifa de transporte y la tarifa de distribución .Por ser el gas un bien no transable, el precio de comparación para determinar el monto del subsidio es el costo de producción, que en el caso del gas es el denominado “precio a boca de pozo”.

 

En otras palabras, el precio a boca de pozo debe cubrir las inversiones, los gastos y una rentabilidad razonable para el inversionista por las actividades realizadas desde la exploración, y hacer disponible volúmenes de gas desde el yacimiento hasta nivel de superficie. En tal sentido, cualquier valor por debajo del precio aboca de pozo es considerado como subsidio.

 

Venezuela presenta un alto subsidio en el precio de los energéticos: gasolina, diesel, GLP, gas natural y electricidad.

 

            El monto estimado del subsidio para el 2011 totaliza 29015 millones de dólares, lo cual representa el 9.67 % del PIB que se situó en 300000millones de dólares.

 

            El subsidio de la gasolina representa el 45.4 % del total de los subsidios.

 

            Es perentorio la revisión de los precios y tarifas de los energéticos en el mercado interno, a fin de utilizar los ingresos obtenidos por el ajuste en necesidades básicas de la población como educación y salud.

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: